Ciencia para la vida

Medicina
de
vanguardia

Use el poder de la ciencia.
Aumente su expectativa de vida
agregando salud y bienestar a sus años.

Contacto

ENVEJECIMIENTO Y MICROBIOTA Jul 16, 2016

Los micro-organismos que habitan en nuestro tubo digestivo son más numerosos que todas las células que forman nuestro organismo.

Desde hace muy poco, no más de 5 años, se comienza a estudiar la relación entre los micro-organismos intestinales (microbiota o microbioma digestivo) y el envejecimiento.

Gracias a que podemos estudiar el genoma (ADN total) de los micro-organismos presentes en nuestro tubo digestivo, podemos determinar con exactitud cómo cambian las poblaciones de los mismos con el transcurso del tiempo (envejecimiento).

Los cambios más notorios con la edad son un aumento de Escherichia coli y Entorococci spp, y una disminución de Bacteroides spp, mientras que Lactobacilli y Bifidobacteria se mantienen estables a lo largo de la vida.

Los cambios más importantes se constatan a partir de los 60 años.

Bischoff SC, (Microbiota and aging. Curr Opin Clin Nutr Metab Care. 2016, 19:26-30), en su revisión concluye:

1.      Las alteraciones asociadas al envejecimiento incluyen cambios en el microbioma intestinal, a su vez relacionados con las alteraciones metabólicas que resultan en un aumento de la “inflamm-aging”. (1)

2.      “Inflamm-aging” se relaciona con los procesos pro-inflamatorios y enfermedades asociadas el envejecimiento. (2)

3.      Los cambios del microbioma asociados al envejecimiento, (aumento de las bacterias proteolíticas y una disminución de las bacterias sacarolíticas), producen una disminución de la masa muscular (sarcopenia) y de la longevidad.

4.      El consumo de pre- y probióticos pueden atenuar o corregir estas alteraciones. (3)

En el WAAC tenemos presentes éstos cambios y los corregimos con una nutrición adecuada y el uso de pre- y probióticos. Estamos desarrollando el estudio del ADN bacteriano para fines diagnósticos y para evaluar los resultados de los tratamientos que realizamos.

A continuación algunos conceptos complementarios:

1-      ¿Qué es “inflamm-aging”?. Como la palabra indica es la inflamación asociada al envejecimiento. ¿Pero qué inflamación? Hay distintos tipos de inflamación. Todos conocemos la que se produce cuando nos damos un martillazo en un dedo. No se trata de este tipo. La inflamm-aging es una inflamación de bajo grado (low grade inflammation) crónica caracterizada por un aumento de moléculas inflamatorias (citoquinas, interleuquinas, PCR, etc) y asociada a una disfunción del sistema inmunológico (disminución de las células T memoria, involución del timo, disminución de las células B, entre otras).

Esta inflamación de bajo grado, crónica, y “silenciosa” se da en el envejecimiento, y participa en el deterioro biológico del proceso, y se asocia a enfermedades de la vejez, desde el cáncer a la demencia y la osteoporosis.

2-      Los cambios del microbioma intestinal con el envejecimiento se asocian a alteraciones de la permeabilidad de la barrera mucosa digestiva. Esto determina que se produzca la entrada a la circulación general (sangre) de moléculas y partes de micro-organismos desde el interior intestinal. Estas partículas se las denomina en inglés PAMPs (Pathogen-Associated Molecular Patterns). La entrada a nuestro organismo de PAMPs desencadena, entre otros fenómenos, la inflamación de bajo grado. Esto vincula las alteraciones del microbioma en el envejecimiento, (que aumentan la permeabilidad de la mucosa agrediéndola), con la inflamación. Lo que a su vez acelera el envejecimiento y las enfermedades asociadas al mismo. En otras palabras, se establece un sistema feedforward que lleva a una sumatoria de eventos pro aging y pro enfermedad. En otras notas revisaré qué hacen los PAMPs en el organismo.

3-      Los prebióticos son sustancias que ingerimos y que estimulan el crecimiento de las bacterias “buenas” en el intestino. Los probióticos son organismos vivos (las propias bacterias) que al ingerirlos estimulan y mantienen las poblaciones de bacterias “buenas” en nuestro intestino. Debemos consumir pre- y probióticos, ésta debe ser siempre una acción a tomar en un plan anti-envejecimiento.

4-      Otras referencias bibliográficas para los que deseen profundizar este tema: 1. Gilber JA et al. Microbiome-wide association studies link dynamic microbial consortia to disease. Nature. 2016, 535:94-103; 2. Charbonneau MR et al. A microbial perspective of human developmental biology. Nature. 2016, 535:48-55; 3. Honda K and Littman DR. The microbiota in adaptive immune homeostasis and disease. Nature. 2016, 535:75-84; 4. Viera AT et al. New insights into therapeutic strategies for gut microbiota modulation in inflammatory disease. Clin Transl Imm. 2016, 5:1-8; 5. Van de Wiele T et al. How the microbiota shapes rheumatic diseases. Nature Rev Rheum. 2016, 12:399-411.

Alvaro Lista Varela